Sin categoría
gas natural

Beneficios de instalar gas natural en tu reforma

La subida del precio de la luz en los últimos meses ha sido una consecuencia que hemos tenido que pagar los consumidores en el último año debido a la gran inestabilidad que hemos sufrido en este periodo.

Y es que para los consumidores de sistemas de calefacción eléctrica, esta puede llegar a suponer hasta el 70% del consumo de luz total.

Por ello, son muchos los españoles que han decidido buscar alternativas más económicas para poder hacer frente al frío, a la par que se abaratan los costes por ello. Por este motivo, muchos han decidido cambiar sus sistemas de calefacción por calderas de gas natural, pues en la actualidad, su consumo es mucho más económico que los sistemas eléctricos.

Si actualmente está considerando realizar una reforma en su hogar, en esta entrada, comentaremos las claves que harán que te decantes por instalar gas natural en tu vivienda, para que la climatización de tu hogar no suponga un gran desembolso económico.

¿Qué beneficios aporta el gas natural?

El primer punto a favor de esta modalidad de energía reside en su versatilidad, pues es capaz de cubrir las necesidades de agua caliente, calefacción y cocina.

Por otro lado, su precio es más económico en comparación con otro tipo de energías tales como la electricidad, el butano o el propano.

Además, se trata de energías seguras y que no necesitan almacenamiento y por si fuera poco, el gas natural se considera como una energía respetuosa con el medio ambiente, puesto que no provoca emisiones de CO2.

¿Cómo se ejecuta una instalación de gas natural?

Para llevar a cabo el alta del servicio de gas, en primer lugar, se debe comprobar que la red general de distribución cuenta con acceso hasta nuestra vivienda.

Además, debemos conocer el tipo de instalación existente, pudiendo ser esta una Instalación Receptora Individual (IRI) donde la instalación se realiza por dentro de la propia vivienda para abarcar su propia demanda de energía.

O Instalación Receptora Común que es la utilizada en edificios para que un grupo de viviendas puedan ser suministradas por la red al mismo tiempo.

Por consiguiente, para poder conectarse con la red de distribución, se necesita establecer la conexión al suministro más cercano a la vivienda, que consiste en enlazar la red de distribución principal con el dispositivo receptor en el inmueble.

Una vez establecida la conexión, se podrá dar de alta el suministro de gas en el inmueble.

Procedimiento para dar de alta el gas natural

Para hacer efectiva el alta de gas, únicamente tendremos que ponernos en contacto con la comercializadora de gas que se desee y aportar la documentación necesaria para el alta.

En ese momento, comenzará un plazo que oscila entre los cinco y los siete días hábiles, en los que un técnico especializado, será enviado por la empresa distribuidora para poner en funcionamiento el contador.

Los costes que engloba dar de alta este servicio, se pagarán a la empresa comercializadora de gas en la primera factura del servicio, por lo que no se deberá abonar nada previamente.

El precio que supone activar el servicio oscila entre los 72 y los 235 euros, coste que variará en función de los derechos de acometida y alta del servicio, que a su vez varían en función de la comunidad autónoma donde se ejecute el alta.

¿Cómo seleccionar la mejor empresa para contratar los servicios?

Previamente a tramitar el alta del servicio, se recomienda analizar las distintas opciones disponibles a la hora de contratar, para conseguir obtener la tarifa de gas más barata en relación con el consumo real, facilitando de esta manera ahorrar cada mes en la climatización del hogar.

A la hora de contratar el gas, podemos escoger dos mercados diferentes para realizar el contrato:

El mercado regulado de gas

Si se decide incluir el contrato en este mercado, se nos aplicará la única tarifa existente, denominada tarifa TUR de gas, en la que el precio de la energía es establecido por el Gobierno en función de la oferta y la demanda de gas.

Este precio se fija de manera trimestral, por lo que a lo largo del año, podremos encontrar fuertes variaciones en el precio del gas natural, lo que generará grandes fluctuaciones en la factura.

El mercado libre de gas

Si se decide optar por el mercado libre de gas natural, podremos decidir entre multitud de empresas a la hora de realizar el contrato, existiendo, por tanto, múltiples tarifas distintas disponibles.

Así podremos encontrar tarifas planas, donde cada mes se paga lo mismo, para hacer compensaciones entre los meses de más demanda y los meses de menor demanda, o tarifas que presenten precio fijo de gas, donde el precio de la energía se mantiene durante todo el año.

Esta opción representa una mayor estabilidad en cuanto a los precios, ya que en todo momento sabremos el precio que debemos pagar por el gas.

Abrir chat
¡Estamos aquí para ayudarte! 🤝
¡Contáctanos ahora! 📲💬